Un paseo por Copacabana

Copacabana es un barrio para recorrer sin demasiado por hacer, simplemente disfrutando del ambiente relajado, bebiendo alguna cerveza al paso, liberando las tensiones en la arena con el Pão de Açúcar al fondo del escenario y quizás haciendo algunas compras. La siguiente es una sugerencia para recorrer algunos de los puntos destacados del famoso barrio de Copacabana.

Copacabana es un barrio para recorrer sin demasiado por hacer, simplemente disfrutando del ambiente relajado, bebiendo alguna cerveza al paso, liberando las tensiones en la arena con el Pão de Açúcar al fondo del escenario y quizás haciendo algunas compras. La siguiente es una sugerencia para visitar algunos de los puntos destacados del famoso barrio de Copacabana.

 Recorrido: 4,8 kilómetros.

Un paseo por Copacabana

1.- Forte de Copacabana, El inicio del recorrido es hacia el sur de Copacabana, donde limita con Arpoador. Desde el fuerte, donde funciona el Museo Histórico del Ejército, se disfruta de una de las mejores vistas de la playa en todo su esplendor. La entrada cuesta R$6 y tiene mucho para ver y conocer. Allí mismo funciona una sucursal de la Confitería Colombo, mucho menos glamorosa que la original ubicada en el centro pero con el encanto de una maravillosa vista panorámica.

2.- Feira do Shopping Cassino Atlântico. Un feria de antigüedades algo escondida, que solamente funciona los sábados, ocupa los tres pisos del Shopping Cassino Atlântico, en un anexo del hotel Sofitel. Enfrente, los pescadores se reúnen para vender el pescado más fresco de la ciudad.

3.- Escultura de Carlos Drummond de Andrade. La foto ineludible de cualquier paseo por la Orla de Copacabana: sentado en un banco, la figura del poeta parece disfrutar posando con los turistas con el mar de fondo. Enfrente, en Avenida Atlântica 3940, está el edificio Ypiranga, donde tenía sus oficinas otra de las grandes personalidades brasileñas, el arquitecto Oscar Niemeyer. Es el único edificio de fachada sinuosa.

4.- Los quiosques de avenida Atlântica. Si el sol empieza a apretar, nada mejor que un chope, un coco gelado o una caipirinha a centímetros de la arena de Copacabana. Con un poco de suerte, algunos músicos aficionados harán un show de samba a la gorra.

5.- Rua Almirante Gonçalves. Una calle poco transitada que antes de llegar a avenida Nossa Senhora de Copacabana se convierte por algunos metros en peatonal, una pequeña plaza seca adorable. Cruzando la avenida está la plaza Sarah Kubitschek, donde suelen reunirse algunos vecinos a jugar al ajedrez.

6.-Avenida Djalma Ulrich. En rigor, apenas una bucólica callecita que serpentea caprichosamente junto al morro de Cantagalo, con edificios curiosamente empotrados en la ladera.

7.- Avenida Barata Ribeiro. La zona más “barrial” de Copacabana, con comercios y una postal bastante más cotidiana de Rio de Janeiro. En la esquina de Xavier da Silveira, enfrente del ingreso a la estación Cantagalo del metrô, está el restaurante O Carenguejo, uno de los lugares más tradicionales de la ciudad para comer una casquinha de siri o una empada de camarão.

8.- Hotel Rio Othon Palace. En realidad, la gran atracción está en el piso 30, donde funciona el restaurante Skylab, de acceso público (no es necesario ser huésped). Si bien el restaurante tiene precios algo prohibitivos, el bar tiene una carta de tragos y sandwiches más que accesible, sin olvidar la maravillosa postal de la playa de Copacabana desde las alturas. A sus pies, en el cantero central de avenida Atlântica, funciona todas las noches la feirinha, un mercado de ropa, cuadros, instrumentos y baratijas donde la mayoría de los turistas compra recuerdos de su viaje.

9.- Rua Cinco de Julho. Una de las calles más deliciosas de Copacabana. Pese a estar a pocos metros de una zona siempre muy transitada, en Cino de Julho se respira tranquilidad, entre el canto de los pájaros que anidan en el morro dos Cabritos.

10.- Rua Santa Clara. Epicentro del pseudobarrio Peixoto, es la zona comercial de Copacabana. En la esquina de Nossa Senhora de Copacabana (Santa Clara 75) está el Edificio das Boutiques, uno de los secretos mejor guardados del barrio. Allí se puede comprar a muy buen precio ropa por mayor y menor en los diez pisos acondicionados como un centro comercial, pese a que la fachada parece de un edificio de departamentos igual al resto.

11.- Avenida Nossa Senhora de Copacabana. Tiendas, lanchonetes, bancos y supermercados en uno de los tramos más agitados de la avenida principal del barrio.

12.- Rua Inhangá. Después de cruzar República do Peru, Nossa Senhora de Copacabana se bifurca en rua Inhangá, dando lugar a una elegante esquina con cierto aire parisino.

13.- Hotel Copacabana Palace. Pocos elegidos tendrán la oportunidad de hospedarse en una de sus habitaciones o siquiera cenar a la luz de las velas en torno a la piscina.  Pero bien vale la pena el rodeo a la manzana para apreciar por cada costado de esta mole de cemento inaugurada en 1923 donde alguna vez funcionó uno de los casinos más exclusivos de América del Sur y que sigue siendo el “escondite” de los ricos y famosos del mundo entero.

14.- Plaza Lido. El recorrido finaliza en praça Lido, que no difiere demasiado de otras zonas verdes de Copacabana excepto por el mercado que suele instalarse al paso. Doscientos metros más adelante termina Copacabana y comienza el barrio de Leme, en avenida Princesa Isabel, junto al imponente hotel Windsor Atlantica.

Autor: Zamba

Apasionado de los viajes y todo lo que ello implica: aviones, aeropuertos, trenes, ómnibus, carreteras, terminales, tranvías, metros, estaciones, barcos, funiculares, calesas, bicicletas, bicitaxis, taxis, tuk-tuks, songthaews... Y mis dos piernas, que mientras funcionen me seguirán llevando por las calles de cualquier rincón del mundo que pueda imaginar.

16 comentarios en “Un paseo por Copacabana”

  1. Qué costumbre la tuya Samba de provocar las ganas de volver a Río a mitad del año !!!. Magníficas tus sugerencias para recorrer Copacabana. Me permito incorporar una recomendación, ya que estamos en Copacabana: Visitar un típico Bodegón Carioca, el “Adega Pérola” en la Rua Siqueira Campos 138.
    Tunel del tiempo. Flota en el ambiente la reminiscencia de los años 30 y entre los “shopps garotinhos” y las sardinas fritas, se entremezclan las imágenes de Carmen Miranda y esee ritmo tan particular que solo en Rio de Janeiro se puede percibir. Saravá Samba y gracias por tus aportes de “Ciudad Maravillosa”.

    1. ¡Colorado! Muchas gracias por el comentario en Facebook y también por este consejo, en enero voy a andar por allá y, aunque esta vez voy a parar en Ipanema, quizás me haga una escapada. Un abrazo

  2. Realmente encantada conoci en agosto de 2017 , y proximamente ire devuelta a seguir conociendo esa magica ciudad , lugares bellisimos y playas espectaculares

  3. Zamba! me entero después de leer horas y horas tu blog que también sos Rosarino! (Dios los cria…) En unos días salgo para allá con mi novio y me estoy leyendo de pe a pa todo…gracias!!

¿Comentarios? ¿Alguna consulta?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .